El globo de los hermanos Montgolfier

Blog de opinión orientado a los inconformistas. ¡¡Vivan los hermanos Montgolfier!!

Mi foto
Nombre:
Lugar: Úbeda, Jaén, Spain

En los momentos de depresión, piensa que aquella noche fuiste el espermatozoide mas veloz, el único de miles de millones que llegó a la meta. Has nacido para triunfar, puesto que triunfaste para nacer.

IBSN: 26-04-04-2002

Inglés Francés Italiano Portugués Japonés Alemán Traduzca El Globo de los Hermanos Montgolfier

www.flickr.com
Éste es un módulo Flickr que muestra fotos públicas de globomontgolfier3. Crea tu propio módulo aquí.

Anteriormente

Lo último del Niño Gilipollas

Powered by Blogger

No al canon en bibliotecas

Unión de Bloggers Hispanos

BloGalaxia

The House Of Blogs, directorio de blogs

Top Blogs Spain

Top Blogs andalucia

Suscribir con Bloglines


Mi influencia
[2007]

vuelos baratos

blogs

miércoles, noviembre 15, 2006

¿A quién pertenecemos cuando morimos?

Ayer, viendo las noticias, me llamó la atención cuando hablaron de los trasplantes en Jaén, o mejor dicho, de las donaciones de órganos en Jaén. La noticia era que Jaén era la provincia donde más familiares de fallecidos se negaban a donar los órganos del difunto.

Bueno, esto me hizo pensar en muchas cosas, lo primero es en el egoísmo que supone esta negativa, un egoísmo supongo que basado en alguna creencia religiosa, porque sino no se explica. Pero la pregunta que flotó en mi cabeza fue: ¿porqué se otorga esa potestad al familiar de un muerto?, o para ser más concretos, ¿porqué tienen que ser los familiares los propietarios de ese cuerpo muerto?. No entendería las razones de esto sino fuese mas que por motivos religiosos, pero ¿acaso no estamos en un país aconfesional?

Comprendo la tristeza que pueden sentir las personas que pierden a un ser querido, pero esa tristeza no puede justificar la insolidaridad. Pero me gustaría ir más allá, me gustaría exponer lo que creo que debería cambiar en la legislación actual para que esto no ocurriese, y soy consciente del rechazo que puede ocasionar esta opinión.

Opino que si los órganos de un fallecido son aptos para un trasplante, deberían ser trasplantados por ley. En mi opinión, al ser integrantes de una sociedad que se supone que encamina sus pasos a la solidaridad y al bien común, al morir, nuestro cuerpo debería pasar a ser propiedad de esa sociedad, y así con nuestra muerte hacer una ultima aportación a dicha sociedad. Por que no me negarán que bien que nos aprovechamos de nuestra comunidad cuando nos hace falta.

Considero obsoleto y moralmente inaceptable tener que apelar a la mal llamada generosidad del familiar de un muerto para poder salvar varias vidas que dependen de los órganos de ese cadáver. ¿Qué pasa?, ¿es que la misma ley que nos considera seres libres, nos esclaviza después de nuestra muerte?. Hay tantos impedimentos morales y religiosos que matan a tantas y tantas personas a diario, que me hacen dudar de la racionalidad del hombre.

Ninguna persona es dueña en exclusiva de mi cuerpo, ni vivo, ni muerto. Mi cuerpo es de todos.

Etiquetas: ,

7 Comments:

Blogger xOsse said...

Estoy de acuerdo contigo, con matices. Los órganos útiles deberían ser extraídos de la persona que fallece por defecto excepto si la víctima -y no su familia- se ha mostrado en contra en vida (el problema surgiría con los menores de edad). Creo que hai que respetar a quien no quiere donar, pero éstos luego no pueden pretender los órganos de otros.

Para ello sería necesario hacer un registro en Sanidad de las personas que se oponen y si éstas personas algún día necesitan un órgano deberían estar al final de la lista, es decir, prioridad para los que aceptan ser donantes por defecto.

... a ver quien se negaba!

blog and roll

1:57 p. m.  
Blogger Meteorismo galáctico said...

Eso de que mi cuerpo es de todos supongo que se te ha escapado sin darte cuenta. Me parece un poco exagerada esa afirmación.

Yo, particularmente, no me preocupo de lo que vaya a ser de mi cuerpo una vez fenecido, pero igualmente reconozco que ne asusta imaginar mi cuerpo inerte siendo desgajado (sé que es una sandez, pero me incomoda pensarlo).

El día que sepamos a ciencia cierta qué pintamos en este mundo, de dónde venimos y a dónde vamos, a lo mejor podremos disponer con más alegría de los cuerpos inertes de los muertos. De momento, por lo menos en mi caso, la duda es la que rige nuestra existencia y, lo queramos o no, las cosas desconocidas siguen haciéndo que obremos de modos aparentemente absurdos.

P.D.- Sé que hay gente muy lista que tiene muy claro que procedemos de un óvulo y un espermatozoide y nuestra vida se encamina hacia el hoyo, sin más trascendencia. Me alegro por ellos, pero yo necesito saber más que eso y seguiré con ganas de averiguar más cosas.

12:16 p. m.  
Blogger Arbillas said...

¿Querreis crees que me resulta dificil encontrar donde sacarme el carné de donante de organos?.

No pongais esos ojos....es cierto..

Mi "santo" (siempre le llamo así, porque tiene agallas para aguantar, sobre todo cuando estoy en plan juguetona) lo tiene desde hace muchos años.
Yo no estaba muy convencida, pero ... ahora tengo un convencimiento total de que mi cuerpo una vez muerto ne puede permitirse el lujo de pudrirse.. Eso es un lujo que no puedo permitir.

Ya tengo avisados a todos en casa de que quiero donar todo lo que se pueda sacar de mi cuerpo, y despues de ello, incinerarme y que se tiren mis cenizas a un campo de trigo que esté lleno de amapolas rojas.

Pero tengo una duda ¿legal?, Si me sucede algo por accidente y no llega el permiso de mi familia a tiempo.....¿se cumplirá mi deseo?.

Estoy de acuerdo con Xosse, el registro deberia ser de las personas que se niegan a ser donantes...

Un abrazo .

8:21 a. m.  
Anonymous PakoP said...

Yo pienso que si obligamos a donar por
ley, acabamos con el altruismo.
Terminamos con una de las pocas cosas
que no está contaminada.

¿Merece la pena sacrificar esta libertad?

8:48 a. m.  
Blogger Arbillas said...

Pakop:
¿hacer una cosa buena es sacrificar libertad?.

Yo pienso alreves que no hacer algo bueno lo que hace es acortar nuestra libertad.

El que no quiera que se saque el carnet de no-donante y listo.

Perdona que sea así de brusca, pero pienso que cuando tantas personas pueden salir beneficiadas y por miedo o escrupulos ,que ese tesoro (para ellos), se pudra... creo que es cruel.

9:08 a. m.  
Blogger El Hermano Montgolfier said...

Existe una figura delictiva en nuestro código penal que es la denegación de auxilio (por ejemplo, ser de los primeros en ver un accidente en la carretera y no pararse). Pues bien, en mi opinión esto es un caso parecido: estamos negando el auxilio en un caso que puede incluso ser de vida o muerte.

No estoy de acuerdo con la hipotética existencia de un carnet de no donante, con las consecuencias que indica Xosse, puesto que al negar al no donante un órgano también se incurriría en la denegación de auxilio.

Me reafirmo en lo dicho, donación por ley sin excepciones.

10:12 a. m.  
Anonymous svodoba said...

Yo estoy con los del grupo de donantes: joer, si quiero donar mi cuerpo para salvar mogollon de vidas, porqué se tiene que oponer nadie? si solo es vaciarme y luego, que hagan lo que quieran con mis restos, que los incineren, que los entierren, pero con lo que vale, dadselo al que lo necesite. Es mi voluntad, no la de otros. Pero bueno, ya sabeis como es el mundo.

1:09 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home