El globo de los hermanos Montgolfier

Blog de opinión orientado a los inconformistas. ¡¡Vivan los hermanos Montgolfier!!

Mi foto
Nombre:
Lugar: Úbeda, Jaén, Spain

En los momentos de depresión, piensa que aquella noche fuiste el espermatozoide mas veloz, el único de miles de millones que llegó a la meta. Has nacido para triunfar, puesto que triunfaste para nacer.

IBSN: 26-04-04-2002

Inglés Francés Italiano Portugués Japonés Alemán Traduzca El Globo de los Hermanos Montgolfier

www.flickr.com
Éste es un módulo Flickr que muestra fotos públicas de globomontgolfier3. Crea tu propio módulo aquí.

Anteriormente

Lo último del Niño Gilipollas

Powered by Blogger

No al canon en bibliotecas

Unión de Bloggers Hispanos

BloGalaxia

The House Of Blogs, directorio de blogs

Top Blogs Spain

Top Blogs andalucia

Suscribir con Bloglines


Mi influencia
[2007]

vuelos baratos

blogs

sábado, octubre 07, 2006

Instantes finales II. El ladrón

Era demasiado fácil, se decía una y otra vez. Demasiado sencillo... No habían pasado más de dos horas desde el ocaso, cuando había comenzado el ladrón su andadura. El muro no opuso resistencia, los numerosos guardianes no reaccionaron a tiempo a la silenciosa cerbatana de dardos narcotizados, fue sencillo forzar la ventana y serrar sus barrotes, y por último, el enorme candado que cerraba el arca dorada fue derrotado por la pequeña ganzúa a la primera.
Cuando se encontró ante tan magnifica joya, sintió como toda su carrera, desde robar bolsas hasta haber arrebatado tesoros a grandes reyes, que por otro lado no le habían durado ni un mes, llegaba a su espléndido final, una retirada en la mas absoluta riqueza, la meta de todo ladrón. Era la culminación que había ansiado desde hacía años, algo perseguido con obsesión, el mas grande robo cometido por nadie, la Sagrada Joya del Reino de Baab, el Mago Supremo. Había oído las mas delirantes fantasías acerca de su magnificencia, de su valor, de su tamaño, y cuando la tenía ante sus ojos supo lo lejos que estaban las descripciones de la realidad. Aquella maravilla valía mil veces más de lo que se había especulado. En realidad, nadie la había visto tan cerca como la tenía el ladrón, nadie salvo el mismo Baab.
La Sagrada Joya era el centro del poder del Mago Supremo, cosa que si hubiera previsto el ladrón, habría sido tan superada como el muro, los guardianes, la ventana, sus barrotes y el candado, pero no fue así. El era en ese momento el maestro de ladrones, no le habría resultado difícil ejecutar el robo perfectamente de no ser por ese pequeño detalle. Lo comprendió cuando se encontró ante el mismísimo Baab, cuando quedó petrificado ante un gesto suyo y fue condenado a la vida inerte, según las palabras de Baab, hasta que otro ladrón con su experiencia le sustituyera.
Esa fue su condena, pasar años, siglos, ante el arca que había codiciado, observándola sin descanso, día y noche, sin poder mover un músculo, pero sin morir. Moriría, y este sería el fin del castigo, cuando alguien intentase robar la gema, o cuando muriese el mago. Ya no recordaba cuanto hacía de eso, y se maldecía una y otra vez por su codicia. Solo esperaba que alguien le sustituyera, que alguien, en definitiva, le matase. Cruel castigo sufría por su osadía, mirar infinitamente algo que había deseado toda su vida, con la única esperanza de que la muerte lo envolviese por fin, anhelo que era ahora su única obsesión, ¡¡ la muerte !!.
Y por fin una noche, sus ansias vieron su recompensa tan próxima como lo había estado la Suprema Joya la noche de su amargo cautiverio. Un joven había entrado en la sala, no debía ser mayor de quince años, y su robustez le sorprendió. Quizás así había sido él antaño, pero no tan arrojado. El contaba más de treinta cuando pisó esa sala. Su corazón le susurraba que el final del castigo estaba cercano, aunque su alma se entristeció por el destino que aguardaba al adolescente, de no ser por la crueldad de su tortura, hubiera deseado que aquel joven no fracasase donde él lo había hecho, pero la aparición de Baab en el momento en que el muchacho habría el cofre, alejó esos posibles deseos. El Mago le miró antes de extender su mano y lanzar la maldición al pequeño ladrón, sonrió levemente. Por fin, le dijo, hallarás el tesoro que tanto has buscado, la paz eterna. El joven, estremecido, miró la estatua a la que habló el Brujo y pudo observar antes de quedar paralizado, cómo de sus ojos brotaban lágrimas.

4 Comments:

Blogger xOsse said...

El relato es muy bueno, pero abarca na doctrina que no comparto. Me recuerda en parte a aquella que dice de "poner la otra mejilla". Es ese tipo de historias que tratan de educar al ser humano para que se conforme con lo que tiene. Cuanto más conformismo haya en un ser humano más seguros se sienten quienes tienen el poder y la riqueza.

Insisto, el relato es bueno, pero va contra mi filosofía. Creo que todo ser humano tiene el deber de ser más y mejor cada día. ¿Avaricia?¿Codicia?¿Porque no?

blog and roll

12:32 p. m.  
Blogger nanyta said...

Muy bueno si señor!! pero tiene razon xosse... ya esta bien de morderse la lengua... yo desde luego estoy harta... aunque supongo que lo seguire haciendo para variar... jejejejejej

gracias por tu comentario y tus dos sacos de lastre!! aki los tengo en el curro por si le tengo k dar a alguien en la cabeza con ellos!!!

P.d.: Según lo que vaya viendo por aki la siguiente canción de u2 irá hacia ti!! ;)

1:47 p. m.  
Anonymous niky said...

guau!!!! tiene muy buena pinta la historia.... Pero es lo que tienen las historias por fasciculos, que te quedas con las ganas hasta la proxima entrega.... Y eso es algoq ue mepone de los nervios.... Vamos, que tengo ganas de que sigas con la historia.
Saludos, y escribe pronto.... que quiero saber lo que pasa........... =D

9:14 p. m.  
Blogger Carlos Augusto said...

Super bueno viejo, me gusto mucho, sin prestar atencion a si hay un mensaje o no, bueno bueno!

Slds.

12:49 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home